7 puntos a fortalecer y olvidados en nuestras empresas

El control presupuestario, el “marketing bancario”, la planificación, la metodología o la formación son algunos de los aspectos más desatendidos por las empresas.

La gestión financiera de una empresa es clave para asegurar la continuidad del negocio e incluso evitar errores graves que se producen por falta de control de la operativa o por dificultad de obtener financiación si se necesita. Factores como la falta de tiempo, de recursos económicos y no contar con personal o herramientas adecuadas No deja ”a oscuras “ de una forma decisiva por no manter control.

Desde Damtec, especializados en dirección financiera externa, control de gestión, cuadro de mandos, costes, hemos elaborado una pequeña lista con 7 puntos débiles más comunes ( hay muchos más). La planificación de tesorería, el control en los márgenes de nuestros producto o servicios , el marketing bancario que denominamos nosotros, la contabilidad analítica mes a mes y con reportes personalizados para decidir, los procedimientos internos en la empresa, el control de costes, el mapa estratégico a seguir … son algunos de los aspectos importantísimos que las pymes deberían tener en cuenta para evitar posibles situaciones de tensión y /o riesgo que dificulta la marcha de odia a día y nuestro objetivos en nuestra empresa.

  1. Nula información y control de los recursos económicos. La supervivencia de cualquier empresa empieza por asegurar los recursos. La planificación de tesorería permitirá anticiparse a las situaciones de tensión y a gestionar los excesos.
  2. Olvidarse del ‘marketing bancario’. O dejar a un lado no dándole la importancia que tiene a cómo se relaciona la empresa con los bancos, cómo se gestiona las tensiones de tesorería, las renovaciones próximas, que valoración tienen de nosotros, cual es el rating, etc
  3. Descuidar el control de los márgenes. Los márgenes caen por razones diversas, la disminución de ventas o el cambio de mix de productos y de clientes. Llevar un control excautivo y mensual ayuda a detectar este tipo de situaciones de forma rápida y tomar medidas oportunas y actuar con mayor acierto y celeridad
  4. Falta de previsión. No siempre es necesario el control diario, ya que hacerlo mensualmente si se hace bien (podría ser suficiente), pero la empresa debe tener una visión medio y a largo plazo. La previsión de tesorería permite planificar.
  5. No tener clara la rentabilidad del negocio. Conocer la rentabilidad por cliente, línea, producto o servicio permitirá mejorar las operaciones y la toma de decisiones comerciales, financieras, estratégicas clave en nuestro o negocio.
  6. Carecer de metodología. Los equipos deben imbuirse de la metodología que les permita ser más eficientes e innovar en la gestión económica de la empresa. Es necesario crear circuitos administrativos eficientes que ayuden a mejorar la productividad.
  7. Ninguna de comunicación en los procedimientos. La información obtenida en los diferentes departamentos aporte valor es importante que su obtención sea fácil, y fácil de comunicar. Contar con unos procedimientos será clave para asegurarse la eficacia en la gestión. Saber comunicar y trabajar en reuniones periódicas.

… hay muchas más que podríamos seguir enumerando y en cada caso particular alguna podría resultar más significativa que otra pero hay que dedicar tiempo al análisis. A menudo, la toma de decisiones no se basa en un análisis por encima, frívolo, rápido.

En los diferentes y múltiples escenarios, utilizando la herramienta y/ayuda externa necesaria en cada caso, y conocer la viabilidad antes de abrir nuevos puntos de venta, o cerrar centros, implantarse en otros países ahora que todos queremos externalizarnos, contratar a mas personal , etc…

Cuanto más sabes y te ayuden a conocer, mejor decidiras ¡!!

2019-07-26T17:59:50+01:00